martes, 22 de abril de 2008

REMOLINA 12/04/2008

Después de una semana sin lluvias, el martes se metio un nuevo fente, las lluvias el miércoles aun no habian estropeado el rio para la pesca, pero su persistencia y arreciamiento provocó que el jueves se formase una buena riada en la mayoría de cauces Asturianos, La jornada del jueves y del viernes se mantuvieron sin precipitaciones, y el rio mejoró levemente. Por lo siguiente, lo que primero se dio todo por perdido, se transformó en ilusión y ganas.
La mañana del sábado me levanto a las 7:00, antes de desayunar cruzo dos prados que separan mi casa de la rivera del Piloña para hecharle un vistazo, y lo que veo no me gusta demasiado, las agus siguen eltas y turbias, regreso a casa y aviso a mi novia y compañera de pesca que no merece la pena que se levante, que descanse un poco y que entrada la mañana se acerque. Después de un breve desayuno recorro los escasos kilometros que separan mi casa del Sella en Arriondas, El Sella bajaba alto pero pescable hasta su confluencia con el Piloña, que lo hacia enturbiar. Parada en el Tropical para charlar con amigos pescadores y me dirijo en soledad al coto. Las aguas estaban bastante altas y turbias, pero hay que "trabayar", comienzo con la cucharilla por las últimas boyas de la falda, trabajando una por una hasta el cabecero sin sentir lo mas mínimo, armo la de cebo y lo mismo pero empezando por el cabecero, Ya eran las 11:00 de la mañana y ni sentí ni ví el menor indicio de pez. Decir que el pozo está muy bueno con unos trabes que hacen presagiar buenas posturas y lo hacen más aún con estas aguas difícil de pescar.
Recibo la visita de la guardería muy amable y dando ánimos. Tras el descanso de 20 minutos vuelta al ataque, hasta las 12:00, que llega mi novia para avisarme que vaya plegando que pasaban el puente de Arriondas 45 piraguas. Aprobecho para acercarme a mi zona habitual de pesca, con una agradable sorpresa, un joven amigo de Cangas que se metio éste año en éste lio del salmón, salía del rio con un hermoso pez de 4,100kg prendido a cucharilla, al que él solo y sin sacadera logró poner en seco. A las 13:30 de nuevo en el rio a seguir dando palos, cucharilla plomada, plomada de línea, cebo en 8,9,10m castigando riñones, rápido, despacio y todo lo que uno buenamente sabe y puede. A las 16:00, ya estaba bastante machacado, y después de la paliza y sin ver ni un cebazo, la moral se venía abajo. Recibo la llamada de un buen amigo, que en media hora está aqui, su llegada me sienta como el mejor de los revitalizantes y vuelta al trabjo, hasta que a las 20:00 una tormenta de lluvia y granizo, me hace desistir. El día se pasó volando, y mi espalda aún no sentía nada debido al balsamo de la pesca, cosa que empezaría a sentir durante la cena. O no los encontré o no me quisieron, porque alguno seguro habría en las profundas y oscuras aguas de éste pozo, pero otro dia será, y mas arriba nos encontraremos...
Un Saludo a todos, y muchas gracias por leerlo.

2 comentarios:

Pedre dijo...

Ya vendran dias mejores Viti, y seguro que te darán mas de una oportunidad, lo bonito de esta pesca es su escasez y dificultad, despues de unos cuantos bolos seguidos, capturar un salmon es...., jejje, es otra historia, un saludo.

diego dijo...

Hay que seguir intentandolo,que ya estuviste a punto,ya verás como el segundo no se suelta.
Yo el fin de semana pasado,no rasqué bola,pero al menos vi sacar uno el sabado y otro el domingo.
Asi que ya estamos mas cerca de ellos.
Un saludo